martes, 23 de diciembre de 2008

¡Feliz Navidad y Venturoso año 2009!

Son felices, estos días, para mí en especial, para toda mi familia y amigos de verdad porque finalmente -como muchos de ellos y yo siempre creyeron- Dios y el tiempo ponen en su lugar a cada uno. Naturalmente me refiero a la anulación del procedimiento administrativo o expediente disciplinario y sanción de 10 meses iniciado contra mí hace más de dos años tras poner en conocimiento de la Gerencia de Atención Primaria -tras consejo del Abogado del Colegio de Médicos y Sindicato Médico Libre- conductas y comportamientos nada deseables hacia mi persona por parte de algunos trabajadores de mi entorno laboral que rayaron tanto la violencia psíquica como física; también algunas deficiencias -que yo creía resueltas- en mi consulta de Andratx no ajustadas a la legalidad vigente y que durante años no habían sido atendidas.
Las consecuencias fueron, tras un período de información previa en el que ya sufrí la acusación de unos 25 cargos o falsas acusaciones, las conocidas por todos mis amigos y fieles pacientes. En cualquier caso siento que aunque, me imagino, se esgrimieran posibles necesidades del servicio muchos de mis pacientes de Andratx se hayan visto obligados a desplazarse a otros núcleos de población durante ese tiempo y por último a cambiarse de médico al hacerse efectiva la sanción y no solucionarse mis demandas laborales referidas a mi consulta de Andratx.
Felicidad y honda satisfacción tras haber logrado después de interponer recurso contencioso administrativo se haya hecho justicia -siempre creí en la justicia como así lo pongo de manifiesto en mi primera entrada a este blog- y, en definitiva, mi dignidad y mi honor están y estarán más que a salvo mal que les pese a algunos, siempre mis queridos "amigos" en sentido irónico. No entra en mis cabales guardarles ningún tipo de rencor u odio pero permítanme no pensar ni por un momento compartir ningún tipo de actividad laboral con ellos.
Quien lo ha entendido soy yo, el primero de todos, Prevención de Riesgos Laborales y mi empresa el Ib-Salut. Reitero que la ilusión de mi vida sería continuar en Andratx, más estando próxima la inauguración del nuevo Centro de Salud, teniendo en cuenta que he dedicado junto a mi esposa más de la mitad de mi vida a Andratx tras ganar por concurso oposición en 1977 mi plaza de Andratx -trabajando desde entonces tanto en Andratx como en Pto. de Andratx y S,Arracó- y haberme integrado en dicho Centro de Salud cuando iniciamos la andadura allá por el año 1993. Al igual que he confiado en la Justicia también lo hago en mi empresa, representantes políticos y miembros de la corporación del Ayto. de Andratx en cuanto a mi futuro. Sí digo que si se produjera un cambio de comportamiento o conducta hacia mí en mi entorno laboral alentado por mi empresa y son trasladados algunos de mis "amigos" es posible mi vuelta a Andratx, más pronto o más tarde, y satisfacer a quienes durante los últimos 20 años ejercieron su derecho a la libre elección de médico y su único deseo era continuar teniendo a su médico de familia, Don Joaquín, en Andratx.
Por el momento parece ser que el traslado me corresponde a mí, como ya os he mencionado, a petición propia.
Gracias por vuestra comprensión, apoyo y amistad. A muchos de vosotros, amigos y pacientes -dolientes o no- siempre os llevaré en el corazón.
He aprendido, durante este tiempo que me ha tocado sufrir, a amar más a Jesús, a su Madre la Virgen María y desde luego a todos quienes nos aman y protegen desde el Cielo. Lo que significa un claro aumento de mi Fe en Dios y un crecimiento interior como nunca hubiera imaginado.
Como siempre, para esta ocasión como otras iendo a contracorriente, me uno a quienes tienen claro que en la Navidad conmemoramos el nacimiento de Jesús, Dios hecho hombre y les deseo al igual que a todos: ¡Feliz Navidad!.

No hay comentarios: